El doble legado de Lewis Carroll

 

Alice’s Adventures In Wonderland, cumple 150 años de vida y de deleite para muchas generaciones. Esta obra fue escrita por el matemático Charles Lutwidge Dodgson o mejor conocido como… Lewis Carroll.

Pero no son muchos los que entienden el sentido real de este libro, aunque a veces, efectivamente pareciera que a la protagonista no le hicieron nada bien las setas de la oruga. Ésta obra, nace a partir de la narración improvisada de una historia para una niña de diez años llamada Alice.

Si analizamos este libro, podemos encontrar una evidente sátira y una amplia crítica a la sociedad inglesa de hace 150 años atrás, la primera de ellas sería la angustiosa caída de Alicia por la madriguera, lo que podría significar en el mejor de los casos, la entrada al inconsciente.

Posteriormente, es importante mencionar lo apresurado que se mueve de un lado a otro el conejo blanco, siempre mirando su reloj y mascullando que llegará atrasado. Creo que esta es una de las críticas más importantes, ya que deja entrever la exageración y paranoia de algunas personas.

También se alude bastante la costumbre de tomar el té, tan marcada e infaltable en la cultura inglesa. Otro aspecto muy relevante, es la crisis de identidad de Alicia, la cual se manifiesta en sus conversaciones con la oruga azul.

Finalmente, en este libro existen un montón de aspectos atribuibles a la condición de matemático y lógico del autor, como también lo cotidiano y rutinario de la vida diaria, el despotismo de la Reina de Corazones y la vitalidad y característica sonrisa del Gato de Cheshire.

 

Pero basta de halagos y vamos a la parte ‘mala’, el legado que dejó el autor, es ampliamente halagado, no hay que dejar de reconocer su especie de incursión en la crítica literaria, en un libro infantil…

Se dice que Dodgson vivía una especie de patología parecida a la pedofilia, lo que hacía que sintiera ‘amor’ por los niños. Hay una colección en la cual se presenta una seria de fotografías tomadas por él a niñas disfrazadas y desnudas, entre ellas, Alice y otras musas inspiradoras de sus otras obras, todas ellas pre-púberes porque al pasar la etapa nombrada, perdían interés por el autor.

 

alicia

Alice.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s